miércoles, 19 de enero de 2011

Trifulca









¡Tú a mí no me miras así! …

¿Cómo que no? ¿Quién te has creído que eres? …

Salgamos a la calle si te atreves, ¡venga! …

¡Salgamos! Que te voy a partir la cara a besos …

Que te voy a tumbar en la acera y te vas a enterar de lo que es amar.


6 comentarios:

Miguel dijo...

Está es la primera pelea a la que me apuntaría sin pensarlo, jajaja.
Besos

mariajesusparadela dijo...

Dime a dónde hay que ir.

Frusly dijo...

Guau... ¿Dónde venden peleas como esas?

Auxi González dijo...

Es todo un honor para mi hacer sonreír a alguien, quizá porque hace poco que dejé de cantarle a la oscuridad y empecé a cantarle a la luz. Ojalá y pueda ir recuperando esa asiduidad con la que escribía aquel entonces, cuando estaba a oscuras, pero sin perder este nuevo espíritu. Besos para ti también.

Por cierto, que sepas que tú también me has hecho sonreír con este poema, ante el que me quito el sombrero. Precioso.

Tesa dijo...

Ains... mejor apoyados en el muro

...¡que mira que está duro el suelo!

Alamut dijo...

Miguel: no eres tú muy de peleas, la verdad .... Ja, ja, ja

Mª Jesús: cuando lo sepa, no te inquietes que eres la primera en saberlo

Frusly: quizá tengamos que montarlas nosotros mismos en cuanto se nos presente la posibilidad

Auxi: me alegra mucho tu retorno y que hayas vuelto tu rostro hacia la luz. Ya sabes que la frecuencia también requiere de nosotros cierta ilusión ...

Tesa: ¡pues el muro no es que esté muy blandito! Además, por qué elegir si podemos quedarnos con los dos ¿no crees? Ja, ja, ja